Como padres nos preocupamos cuando nuestros hijos se caen y se raspan, también nos preocupamos cuando atrapan un resfriado, pero, un factor muy importante para el sano desarrollo de nuestros hijos es su salud bucodental. Desgraciadamente es una parte de la salud de nuestros pequeños que en muchas ocasiones por confiarnos de más descuidamos.

La salud bucodental es una responsabilidad en familia

Ya te contaba yo en Los niños y la caries ¿Cómo prevenirla?, que de niña padecí las insufribles caries. Será tal vez debido a mi experiencia pero, yo, lleve a AJ desde muy pequeñito a sus revisiones a una clínica dental. Y como nos dijo la primera vez su odontopediatra —El cuidado de la salud bucodental es un habito que debe fomentarse en familia. 

Los padres tenemos la responsabilidad de fomentar los hábitos sanos en nuestros hijos, al igual que la lectura, no vamos a esperar que nuestros hijos lean si jamás en la vida nos ven tomar un libro. Con la salud bucodental pasa igual, si nuestros pequeños ven que somos constantes con nuestra limpieza y las revisiones, para ellos hacerlo va a resultar natural.

Hay que dejar de lado “el miedo” a ir al dentista, hoy en día hay odontopediatras muy preparados que aman promover la salud bucodental en los pequeños y cuentan con espacios adaptados para este fin.

¿Por qué es tan importante la salud bucodental desde pequeñitos?

Muchos padres pensamos, va, cuando sean los dientes definitivos le pondremos más cuidado. Sin embargo, ese es uno de los peores errores que podemos cometer, si los dientes de nuestros “bebés o pequeños” se dañan con caries, esto puede ocasionar dos principales problemas.

El primero es que ese diente dañado se caiga, entonces el espacio donde estaba ese diente puede irse cerrando, lo cual va a provocar problemas para el crecimiento del diente definitivo, o por otra parte, el segundo problema es que el diente definitivo puede dañarse a causa del daño en el diente de leche.

Recomendaciones para cuidar los dientes de tus hijos

A continuación te dejo algunas recomendaciones para cuidar la salud bucodental de tus pequeños:

  • Desde que nace tu hijo, acostumbra a limpiar sus encías y lengua con una gasa con agua
  • Tan pronto como salgan los dientes, inicia la rutina del cepillado y programa una visita con el odontopediatra (nosotros iniciamos con una pasta sin flúor)
  • Para iniciar con el flúor, una pasta infantil con un máximo de 500 ppm está bien ya que los niños no saben enjuagarse muy bien la boca y pueden tomarse la pasta al cepillarles los dientes. Sin embargo, estas pastas tienen de muy poca a casi nula protección para los dientes de tus hijos.
  • Recuerda la visita a una clínica dental es muy importante ya que el especialista valorará la salud dental de tu pequeño y te ayudará a detectar si tu hijo necesita pasta con una mayor cantidad de flúor.

Recuerda que esta en ti como responsable de tu pequeño promover una correcta higiene y salud bucodental.