Cocinar con tus hijos es una actividad que últimamente esta siendo muy promocionada. Ahora podemos ver niños cocinando por todas partes desde cursos de veranos hasta en  programas de televisión.

Recuerdo que cuando era pequeña mi madre me daba tareas sencillas para que la ayudara como lavar las verduras o limpiar el frijol y el arroz. Pero acercarme a la estufa o el horno era un rotundo NO.

Sin embargo ahora que tengo un hijo me doy cuenta de los múltiples beneficios que cocinar juntos tiene para toda la familia y en especial para él.

Si quieres probar a cocinar con tu hijo te recomiendo que empieces con platillos sencillos y en momentos que cuentes con libertad de tiempo para que no te estreses.

Los niños pueden llegar a ser muy meticulosos pero debido a su corta edad puede hacerles falta desarrollar ciertas destrezas así que pueden llegar a hacer un verdadero batido en el piso de la cocina.

Para que esto no te estrese te recomiendo mentalizarte a que una tarea de 30 minutos probablemente durará 2 horas.

Una recomendación más antes de contarte los beneficios es que busques platillos saludables para cocinar junto a tus pequeños. Recuerda que el ejemplo es lo más importante.

Ahora te contaré algunos de los beneficios que yo he descubierto a cocinar con mi hijo puede que alguno de ellos te anime a intentarlo.

Beneficios de cocinar  con tus hijos

1.- Trabajaras tu paciencia

Como te decía hace algunos párrafos los niños pueden ser muy meticulosos o muy descuidados. Lo importante es que en ambos extremos tendrás que aprender a controlar tu temperamento para estar a la altura de las necesidades de tu hijo.

Te recomiendo que te tomes la tarea como una diversión esto te ayudará a liberarte y comenzaras a disfrutar junto a tus pequeños a la vez que les enseñas a alimentarse.

2.- Tiempo de convivencia familiar mientras avanzan tareas

Mientras cocinas conocerás un poco más a tus hijos, sabrás como reaccionan ante diferentes situaciones y aprenderás cual es la mejor forma de apoyarlo ante sus retos.

Lo más importante todo esto mientras convives con ellos, pláticas de sus gustos e intereses y además avanzas un poco la cena ¿Qué tal?

3.- Mejorará la autoestima de tus hijos

Los niños necesitan sentir que apoyan en las necesidades de la familia, sentir que sus esfuerzos son valorados. Preparar junto a ti la cena familiar lo ayudará a sentirse incluido y valorado.

4.- Los niños aprenderán a conocer y aprovechar la comida

Mientras cocinan tú puedes enseñarle a tu hijo el valor de la comida, para qué se puede utilizar cada ingrediente y a no desperdiciar nada.

Además de que puedes enseñarlo a alimentarse de una forma saludable. Es muy sabido que si de pequeño llevabas una alimentación sana es más fácil que continúen con ella de adultos.

5.-Les darás a tus hijos un regalo para toda la vida

Los padres siempre estamos preocupados por el legado que dejamos a nuestros hijos y que mejor que enseñarlos a prepararse comida sana desde pequeños.

Espero que este post te motive a cocinar con tus hijos. Recuerda que puede ser una actividad esporádica, pero aún así será muy beneficiosa.

Te envío un fuerte abrazo, Dtb.

Imagen: Designed by Freepik