Las vacaciones de Semana Santa están por llegar y esa es una fecha que muchas familias aprovechamos para darnos una escapada de la rutina, sobre todo cuando los pequeños ya están escolarizados. Pues es una época de descanso de labores escolares (al menos de asistir a clase, ya que las tareas son otra historia).

En casa AJ aún no se escolariza, sin embargo debido al periodo vacacional de mi amado esposo, justo ahora estamos de vacaciones. La verdad es que nos hemos venido a visitar a la familia a la Ciudad de México y vamos que para nosotros que vivimos en otro estado esta ciudad esta llena de posibilidades.

Viajar con niños puede resultar una odisea sobre todo si no se toman ciertas precauciones y no planeamos con cuidado nuestro viaje.

Hace algunos meses unos amigos nos invitaban a pasear a Cancún, que siendo sinceros es uno de los destinos que tenemos en la lista de próximos lugares a visitar. Sin embargo en aquel momento nos pasaba algo que bueno no es que resulte gracioso así que no lo describiré así, sino más bien nos topamos con la “inocencia” e incomprensión de las parejas sin hijos.

Esta pareja nos decía —Vamos a Cancún nos la vamos a pasar padrísimo, pero mira tienes que llevar a alguien para que cuide a AJ porque bueno en los parques no los vas a disfrutar igual, y esta el recorrido por la selva pero pues el niño no puede ir. Y yo con cara de “whaaaaat” osea prácticamente nos querían invitar pero a los nosotros de hace 4 años o a los nosotros de dentro de 10 años, algo así. En fin ellos vivían en una realidad paralela.

También podría interesarte: Nuestra experiencia en autobús

Siendo sincera, un viaje así no me resultaba para nada atractivo, y es que justo ahora quiero disfrutar con mi hijo, quiero poder vivir experiencias que el también pueda experimentar y no convertirlo en un espectador de la diversión de sus padres, y mucho menos quiero dejarlo de lado mientras mi esposo y yo nos vamos por ahí de aventura.

En fin, eso fue algo que ya sabíamos desde que decidimos que queríamos ser padres, la vida cambia. Sin embargo eso no significa que cambie para mal.

Viajar con niños es toda una odisea incluso cuando te has preparado, pues si los adultos somos impredecibles, los niños lo son aún más.

Sin embargo tomando ciertas precauciones a la hora de organizar tu viaje la vida se te facilitará muchísimo.

Precauciones y consejos que debes tomar al viajar con niños

Seamos realistas

Vamos a ser realistas a la hora de escoger un destino y las atracciones que deseamos conocer, dime de verdad crees que disfrutaras andando de casinos en las Vegas con un bebé o un toddler. Espera ni siquiera se si pueden entrar a los casinos los niños, jajaja. O que te parece esa excursión de aventura ¿Cómo crees que bajaras esa tirolesa de 100 metros porteando a un bebé? Bueno el sarcasmo puede ser mucho pero creo que la idea ha quedado clara.

A la hora de escoger el destino debemos ponernos a analizar que toda la familia se la pasará de maravilla J U N T A al menos ese debe ser el objetivo de unas vacaciones familiares.

Investiga

Con pedirte que investigues no me limito a decirte que busques lugares donde divertirte, sino que también investigues posibles clínicas y centros médicos a los que podrías recurrir ante cualquier emergencia. Madre prevenida…bueno es madre. Las madres casi siempre somos prevenidas.

Si sales del país es muy importante este punto, ademas de que ubiques tu embajada. Recordemos que la embajada puede auxiliarnos ante algunas contingencias que podemos sufrir cuando viajamos.

No olvides

Ni medicamentos si es que tú o tus hijos los están tomando, recetas médicas y sobre todo documentos de seguros y servicios médicos.

Organiza

Organiza una ruta, planea tus días siempre dejando espacio para la improvisación claro. Pero veras que tener un itinerario te facilitará las cosas.

Haz que tus hijos tomen agua suficiente

Cuando viajamos nuestra rutina cambia por completo, se nos va la cabeza queriendo verlo todo, y la comida, bueno que te puedo decir terminamos comiendo cosas que normalmente no comeríamos, y entre una cosa y otra olvidamos el agua.

Así que hoy te recuerdo anotarte el agua, bájate una app que las hay muchas y muy sencillas para que te esté recordando cuando tomar y darle de tomar agua a tus peques si eres de las despistadas como yo.

Visita al doctor antes de viajar con niños

Aún cuando tus peques no estén enfermos visita al pediatra o a su doctor de cabecera y pide consejos sobre medicamentos básicos para padecimientos como resfriados, alergias, picazones entre otros que podrían atacar a los niños por cambios de clima y cambios de alimentación. De esta forma llevarás ya una lista de posibles medicamentos y dosis para dar a tus peques, recuerda que auto medicar jamás sera algo que yo te recomiende.

Por último, disfruten y hagan hermosos recuerdos

El objetivo de las vacaciones familiares es disfrutar, convivir, hacer hermosos recuerdos, darnos descanso de la rutina, así que hazlo, olvídate de cualquier pendiente que tengas y haz hermosos recuerdos con tu familia. Toma muchas fotos, lleva algún recuerdo, el fin es hacer memorable la aventura.

¿Qué te han parecido las precauciones que te digo que debes tomar y los consejos que te he dado? La finalidad es que te sean útiles, si tienes algún otro consejo que pueda ayudar a otras mamás no dudes en dejarlo en los comentarios. Te envió un fuerte abrazo, Dtb.