Ayer me encontraba platicando con un grupo de amigas en las que todas somos millennials ¿qué significa esto? que formamos parte de la generación que nació entre los años de 1980 y 1996.

A los millennials nos han encasillado

A esta generación se le ha encasillado de muchas formas, situación que a muchos nos molesta. Se nos ha llamado desde inmaduros hasta inconformes. Aunque todos reconocen que el futuro de la economía está en nuestras manos. Pero una de las características más importantes sobre nuestra generación es que vivimos vinculados a la tecnología.

Hacemos compras en línea, planeamos nuestros viajes en app, cocinamos viendo recetas en internet. Incluso criamos a nuestros niños investigando en el gran mar de páginas web a las que tenemos acceso. Somos millennials, no esperamos a llegar con el doctor para tener un diagnóstico previo, nosotros lo investigamos todo en internet.

Casi todos contamos con smartphones, lo cual quiere decir que tenemos en nuestras manos una ventana que llega hasta el más lejano lugar del mundo. Nos enteramos de matanzas que ocurren en el hemisferio opuesto solo segundos después de que han ocurrido.

Todo esto nos ha llevado a padecer ansiedad, somos una generación a la que la ansiedad nos está matando poco a poco.

Platicando con mi grupo de amigas nos pudimos dar cuenta que de 10 que pertenecemos al grupo al menos 5 dijimos que padecemos ansiedad. Que cuando recibimos llamadas telefónicas nos dan desconfianza, y que por las noches nos cuesta trabajo dormir.

Yo confieso: Padezco ansiedad

Yo padezco ansiedad, me dan pánico las llamadas telefónicas, escuchar mi teléfono sonar altera mis nervios. Salir a la calle con mi pequeño es una tarea cotidiana que conlleva un análisis del lugar al que llegamos antes de bajarnos del auto. Y por supuesto jamás le confiaría la seguridad de mi hijo a una tercera persona que no comparta una gota de sangre con él.

Pero ¿cómo no padecerla? Si tenemos acceso a la información con solo mover un dedo. Nos damos cuenta de lo que ocurre alrededor del mundo con solo acceder a nuestro teléfono. Hoy más que nunca podemos darnos cuenta de la locura que puede haber en el mundo. Definitivamente controlar la ansiedad es una de las grandes batallas que nuestra generación tendrá que librar.

¿Tú qué piensas? ¿crees que el rápido y fácil acceso a la información nos está enfermando? ¿Conoces a alguien que padezca ansiedad? espero tus comentarios y como siempre te envio millones de besos, Dtb.

Designed by Freepik