Mi bebé llegó al mundo mediante una cesárea al igual que millones de bebés actualmente. Sin embargo, yo no tuve ni tengo problema alguno respecto a esto. Mi único problema fué la forma en la que intervinieron en mi lactancia.

Mi mayor problema fue la desinformación y para que a ti no te agarren en curva como me agarraron a mi, hoy quiero contarte algunas cosas que fuí aprendiendo después de convertirme en madre. Primero que nada, debes saber que lactancia y cesárea es posible.

¡Cuando tu bebé nace por cesárea, la leche baja lento!

Es muy común escuchar esto. Sin embargo, el tener a tu bebé por cesárea, no tiene nada que ver con que tu leche no baje. La leche baja por la estimulación de los senos, por eso es sumamente importante que tu bebé esté siempre pegadito a ti y que lo pongas a mamar lo más pronto posible. Entre más mame el bebé, más rápido bajará la leche.

Consejos para iniciar la lactancia exitosamente tras una cesárea

-No dejes que te separen de tu bebé

La lactancia y cesárea no están peleadas. Actualmente para practicar una cesárea se administra anestesia localizada, es muy probable que te encuentres consciente cuando nazca tu bebé. Si tu bebé no tuvo ninguna complicación al nacer, pide que lo traigan junto a ti lo más pronto posible y ofrécele el pecho cuanto antes.

Un error que cometieron cuando AJ nació fué que como yo estaba en recuperación le ofrecieron biberon. Error total, no dejes que eso te pase a tí. Si tienes la oportunidad y facilidad para exigir que tu bebé esté contigo, incluso en el área de recuperación, hazlo. Solo recuerda que debes tener el apoyo de alguien para que te ayude a sostener bien al pequeño.

-Informa a tu medico que deseas amamantar

Aunque te resulte imposible creerlo, hay madres que deciden no hacerlo. Así que muchos doctores, en vez de preocuparse por ayudarnos a establecer una lactancia exitosa, se preocupan por la comodidad y recuperación de la madre. Para que tu doctor te apoye infórmale, que la desinformación no juegue en contra tuya.

-Si sientes dolor, infórmalo

Es muy importante que te encuentres cómoda y que el dolor que sientas sea controlado ya que interfiere con la liberación de la oxitocina. La oxitocina es una hormona que ayuda a que la leche fluya fácilmente. De ahí que un control adecuado del dolor es importante. Normalmente los doctores dan prescripción para tratar el dolor después del parto.

Muchas personas podemos tener la creencia de que no es bueno dar de mamar al bebé en cuanto se sale de la cesárea. Se cree que la anestesia puede tener efectos negativos en el bebé. Sin embargo, te sorprenderá saber que hasta el día de hoy no se han encontrado mayores efectos en el bebé. Tal vez se pueda observar al bebé un poco adormilado y sin muchas ganas de mamar. Sin embargo, el solo tenerlo pegadito a ti hará que la oxitocina comience a fluir en tu sistema y ayude en la producción de leche.

Lactancia y cesárea ¡Entonces es posible!

En conclusión, si tu no tienes ningún problema previo en lo que se refiere a tus pechos y tu bebé ha nacido gracias a Dios sin ningún problema, no debería existir ningún inconveniente en que tengas una lactancia exitosa.

Probablemente debido a la intervención quirúrgica necesitarás mayor apoyo de tus familiares y profesionales, para que te ayuden a colocar correctamente al bebé. Pero de ahi en fuera, eres tan capaz como las que han parido vaginalmente de establecer la lactancia.

¿Cómo fue tu experiencia en la lactancia? Ayúdame a ser vocera con tus conocidas, amigas y familiares y háblales de las maravillas de la lactancia, que no se dejen engañar. Lactancia y cesárea, no existe ningún inconveniente. Recuerda que no hay mejor alimento para un niño de los 0 a los 6 meses que la lactancia materna. La leche materna proporciona defensas a los pequeños, y mucho, mucho amor. Luchemos por más lactancias exitosas.

También te puede interesar leer Mi experiencia en la lactancia. Errores de primeriza y Parí por cesárea.

Foto:Daquella manera