Sol, mar, arena, protector solar, sombrilla, jajaja entre algunas otras cosas que deben ser indispensables este verano. Con el calor que hace quien puede resistirse a pasar un rato en la playa o la alberca.

Pero, como todo en esta vida, nada debe ser en excesos, y si con los cuidados pertinentes. Proteger a los niños del sol es muy importante en los días de verano. Hoy te cuento algunos de los cuidados que trato de tener con A.J. cuando pasamos el día en la playa o la piscina.

Nada en exceso

Aunque te digo que “pasamos el día” en la playa. Esto no es literal, no es recomendable que expongas a tus peques mucho tiempo al sol y al calor. Además recuerda que de las 10:00 a.m. a las 3:00 p.m. es el horario menos recomendado para tomar el sol.

Embadurnados de protector solar

Este es uno de los básicos, que por nada del mundo debes olvidar. No solo para pasar el día en la playa sino en nuestra vida diaria. Si vamos a estar aunque sea un poco expuestos al sol debemos usarlo.

Se debe considerar que sea un protector solar de amplio espectro. O sea que bloquee tanto los rayos UVA, como los UVB. Con un FPS de 30 o más. Para los niños es recomendable utilizar leches o cremas protectoras ya que además de protegerlos los mantienen hidratados, lo cual es un plus. Si es posible busca la versión resistente al agua ya que esta los mantendrá protegidos por más tiempo.

Recuerda que es muy importante estar aplicando la proteccion de preferencia cada 2 horas, ya que el nadar o simplemente sudar puede dejar a tus peques expuestos.

Por último, no porque sea un día nublado te confíes. También en los días que parece que el sol se ha tomado vacaciones debes usar protector solar.

De manga larga

De ser posible utiliza ropa adecuada para la ocasión, una protección extra no viene mal. Actualmente podemos encontrar ropa con protección solar. Si tienes las posibilidades escoge para tus pequeños e incluso para ti trajes que ya vengan con protección solar incluida, y de preferencia que tengan manga larga.

Con sombrero y gafas

Es importante que tus hijos lleven siempre gorros o gorras y que utilicen gafas de sol con cristales homologados para proteger sus ojos, que son más sensibles a la luz solar que los de los adultos.

Bajo la sombra también

Con estos consejos, seguro piensas que has cumplido con el objetivo de proteger a los niños del sol, y que están listos para tumbar al peque bajo el sol.

Pero, la verdad es que lo recomendable es que aunque traiga protector, etc, etc. tu peque pase el mayor tiempo posible a la sombra, por lo tanto es recomendable que en tus salidas lleves una sombrilla que haga la mayor sombra posible. Por cierto, también hay sombrillas con protección solar.

Protección solar, protección solar, seguro ya te tengo mareada con todo esto; pero recuerda que la piel de los niños es más sensible que la de los adultos, y si tu piel se irrita con facilidad, imaginate la de ellos.

Además de proteger a los niños del sol, hidratalos

En los días calurosos, no solo en los que vas a la playa, es muy importante que además de proteger a los niños del sol los mantengas bien hidratados. Y esto no significa solo que tomen litros y litros de agua, que de hecho si lo deben hacer (aquí te cuento cuánta agua debe tomar mi peque según su edad), además es muy importante que coman muchas frutas y verduras frescas ya que tienen una gran cantidad de agua. También son recomendables las paletas de hielo y los helados. Te aseguro que con esto los niños serán felices.

¿Qué te parecen estos consejos para proteger a los niños del sol? Es muy importante que tengas en cuenta que los niños menores de un año NO deben exponerse al sol directamente, ya que aún no tienen la capacidad para regular su temperatura. No importa que apliques todos los consejos anteriores, no es recomendable.

Espero que a pesar del calor que puede traer el verano, pases unos días increíbles con tus peques. Que Dtb, te envio millones de besos.