Como mujer toda la vida estamos corriendo, si hay alguna que me está leyendo y no es su caso que bárbara cuanta envidia te tengo 😉

Antes de convertirme en madre me creía la madre y mujer perfecta como todas antes de caer en la realidad, me decía a mí misma que yo no dejaría de cuidar mi físico, que no dejaría de ver a mis amigas, que jamás descuidaría a mi esposo. ¿Pero que creen? Eso solo era una fantasía de mujer sin hijos.

La verdad es que los hijos son el mejor regalo que la vida nos puede dar, pero como todo lo bueno en esta vida cuesta mucho y no solo inversión para su futuro, sino que nos cuestan mucho tiempo y bueno la verdad no es que nos obliguen con un arma, es solo que gracias a su magnífica capacidad para hacer que los amemos más que a nosotros mismos somos capaces de hacer todo por ellos y uno de esos sacrificios que como madres estamos dispuestas a hacer, es descuidar un poquito nuestro cuidado personal.

Lo sé, si no eres madre te parece imposible, yo pensaba igual que tú, pero es que entre los cuidados de los niños, pasar algo de tiempo con tu pareja, el cuidado de la casa, el trabajo, los amigos y mil cosas más, simple y sencillamente sentimos que no queda tiempo.

Así que en muchas ocasiones como no tuvimos la oportunidad de ir a que nos depilaran las piernas y las axilas, o como nuestra piel esta distinta y se volvió más sensible después del parto, dejamos de ir a las sesiones de depilación láser, terminamos pareciendo hermosos cactus.

¿Y eso que logra? Pues que nuestra autoestima se vea un poco mermada, regresamos a aquellos años de pubertad donde éramos la única chava de la secundaria que no se depilaba porque sus papás no la dejaban (ups creo que me proyecte, jajaja).

Hace unas semanas recibí en casa la afeitadora Gillette Venus Breeze, tips para lograr la afeitada perfectadesde que la vi quede enamorada de ella, es que es lindísima, totalmente femenina de fácil agarre y cuenta con unas barras de gel que hacen que deslizarla por nuestra piel sea muy fácil.

Para ser sincera antes de que me llegara la afeitadora me daba una pereza afeitarme las piernas, porque cuando no era que ya se me había terminado la espuma para afeitar, o mi esposo había tomado la afeitadora que le quedaba más a mano, entonces con todo el cansancio del día yo ya no quería ir a buscar una nueva, ni quería tener que darme 2 o 3 pasadas para poder quitar el vello de mis piernas.

Por otro lado, mis axilas son algo sensibles así que después de afeitarlas quedaban todas lastimadas, y prefería cerrar los ojos y no afeitarme hasta que tuviera bastante tiempo para hacerlo con cuidado, dedicación y que así pudiera lograr la afeitada perfecta.

Cuando vi la Gillette Venus Breeze me pareció muy linda como ya te lo dije, pero aun así no terminaba de convencerme, después de la primera afeitada me enamoró, solo necesitaba pasarla una vez y listo, además si no usaba espuma ni la extrañaba, gracias a las barritas de gel que ya trae integradas. Así que rápidamente se convirtió en mi máquina de afeitar favorita.

Tips para lograr la afeitada perfecta en cinco minutos

Después de platicarte sobre lo bien que me fue a mí personalmente con esta máquina de afeitar te traigo unos tips para lograr la afeitada perfecta de piernas en 5 minutos.

  • Elegir una máquina afeitadora hecha para nosotras. Basta de usar el rastrillo que usa tu esposo, nosotras tenemos el derecho de usar accesorios hechos especialmente para nuestras necesidades.
  • Meternos bajo el agua de la regadera durante 2 o 3 minutos para hidratar la piel, esto hará que el vello este mucho más suave y fácil de quitar.
  • No esperarnos al final de la ducha para querer afeitarnos ya que si pasan más de 20 minutos nuestra piel puede estar hidratada de más (ups ahora todo lo contrario) te ha pasado que la piel se pone arrugadita, ese no es un buen momento para afeitarte.
  • Terminar el proceso de afeitado con un muy buen hidratante para que la piel quede suave.

Eres madre de una chica pre-adolescente, entonces no la vayas a hacer que sea la única chava que no se depile las piernas como lo fui yo, porque tal vez termine escribiéndolo 14 años después en internet 😛

Yo soy madre de un niño y amo serlo, pero antes de que me dijeran el sexo de mi bebé pensaba un millón de experiencias que podría vivir con una hija niña, como peinarla, vestirla, llevarla a clases de danza, entre mil cosas más.

Si tú eres una madre de una pre-adolescente trata de darle la confianza para que en vez de buscar respuestas fuera de casa acuda a ti.

Así que te recomiendo que platiques con ella sobre su primera afeitada de piernas y axilas.

¿Cómo fue la mía? Fatal lo hice con una afeitadora que no era especial para mí y termine con las piernas irritadas y con un par de cortes. De solo recordarlo me duele.

Aprovechando el post te dejo unos consejos que te pueden servir para la primera afeitada de tu niña, porque ahora lo comprendo por más mujer y hombre que se vuelvan los hijos para nosotros los padres siempre serán nuestros niños.

Tips para la primera afeitada perfecta

  • Usar una afeitadora nueva
  • Reemplazar las hojas en cuanto se note que se están quedando sin filo
  • Al depilar las piernas, la forma más aconsejable es de abajo hacia arriba, esto significa en dirección contraria del crecimiento del vello.
  • Para afeitar las axilas es recomendable estirar el brazo sobre la cabeza.
  • Muy importante no presionar la afeitadora con fuerza sobre la piel, eso no hará que el vello dure más para crecer.

¿Qué te parecieron estos tips? ¿Recuerdas tu primera afeitada? Espero que me puedas contar tus experiencias en los comentarios, como siempre te deseo lo mejor y te mando millones de besos, que Dtb.