El día de hoy le toca el turno al Consejo de mami no. 5: Enseñemos a nuestros hijos a ser agradecidos

Aunque en ocasiones se nos olvida un poco todos sabemos que el ejemplo es la mejor enseñanza que podemos darle a nuestros hijos.

A todos nos saca de quicio o nos cae un poquito mal una persona que va por la vida sin humildad alguna, no es que queramos que el prójimo se arrodille frente a nosotros claro que no, pero seamos sinceras jamás está de más el cumplir con las cordialidades básicas de la vida: dar las gracias, pedir las cosas por favor o aprender a disculparse cuando se ha cometido algún error. No es cuestión de modas sino de principios.

Así que cada que estés a punto de tomar las bolsas del súper y salir corriendo sin darle las gracias al paquetero, recuerda que hay una pequeña personita que está sentada en el carrito que observa todo lo que está en su entorno y que tú eres su mejor maestro.

Cada mañana sonríele a la vida y da gracias por el nuevo día que te está regalando. En cada alimento agradece por el pan que llevas a la boca, y por el trabajo que te permite los medios para comprar todo lo que necesitas e incluso en ocasiones lo que no necesitamos.

Cada noche agradece por el día que has vivido, por la salud, por la familia por el inmenso amor que Dios nos demuestra cada día en todo aquello que nos obsequia e incluso al negarnos cosas que solo él sabe porque no nos permite tener.

Enséñales a tus hijos a estar agradecidos por la vida, y cuando crezcan sabrán lo que significa este maravilloso regalo y la amaran tanto que no querrán desperdiciarla. Enseñemos a nuestros hijos a ser agradecidos mediante nuestro ejemplo.

Te envio millones de besos mami, te aseguro que lo estas haciendo de maravilla. Saludos que Dtb, como siempre te pido que si te ha gustado este consejo lo compartas en las redes.