Los niños necesitan la rutina, a diferencia de ti que la odias. A los adultos nos estresa y nos hace sentir sofocados el solo pensar que día tras día haremos las mismas cosas a las mismas horas, pero con los niños es distinto.

Cuando los niños son recién nacidos es muy difícil establecer una rutina, ya que para ellos no existe el día o la noche, y están en un proceso de adaptación al mundo exterior, después de haber salido del sitio más confortable en el que jamás volverán a estar.

Sin embargo, después de los 4 meses es un buen momento para que comiences a establecer una rutina para tu pequeño, esto no significa que no puedas tratar de empezar antes.

Los niños necesitan la rutina, les da seguridad y cierto control el saber qué es lo que sucederá.

Establecer un horario para las siestas, el juego, la hora de ir al parque, el baño. Eso es crear una rutina para tu pequeño.

Tener una rutina diaria lo ayuda a tener hábitos de sueño más saludables.

 

Yo inicie con la rutina de AJ desde que era muy pequeñito. Y esto nos ayudó a que el lograra dormir de corrido toda la noche más pronto.

La rutina de AJ para dormir

Cada noche aproximadamente entre las 19:00 y las 20:00 horas inicia la rutina de AJ para irse a la cama.

  • Tomar su leche
  • Lavar sus manos
  • Lavar sus dientes
  • Limpiar su cara
  • Lavar su nariz (mi hijo es alérgico)
  • Cambiar su pañal
  • Ponerse su pijama
  • Acomodar su cuna
  • Tratar de leerle un cuento, normalmente el termina contándome alguna historia
  • Apagar las luces y dormir

Mi hijo sabe que cuando le digo vamos a prepararnos para dormir cada una de estas cosas irán sucediendo una después de otra. Para el momento en que se apagan las luces él ya está prácticamente dormido.

No creas que todos los días seguimos esto al pie de la letra, en ocasiones por una salida ocasional, o algún compromiso se ha roto la rutina, y al principio cuando mi hijo era aún más pequeño, le resultaba difícil regresar a la rutina.

Después de un día que se durmiera tarde, seguramente al día siguiente sería un día de locos, levantándose si no muy temprano, se levantaba muy tarde. Y como hacía siestas largas para recuperar el sueño, su hora de dormir se retrasaba bastante.

Actualmente él se readapta más fácil. Aun así prefiero alterar su hora de dormir lo menos posible, aunque en ocasiones acompañamos a su papá a sus juegos de futbol, ya que a mi hijo le encanta ver jugar a su papá.

¿Sabías que la rutina hacía sentir tan bien a los peques? ¿Crees como yo que los niños necesitan la rutina? ¿Tienes alguna rutina con tu pequeño? Agradecería que me contaras tu opinión y experiencia en los comentarios. Saludos, que Dtb te envió millones de besos.