Después de informarme de lo que es una personalidad resiliente, me di cuenta de la importancia de criar niños resilientes.

Para que un niño desarrolle resiliencia naturalmente es necesario criarlos dentro de un modelo de respeto y amor. Durante la niñez no debe existir límite para las ocasiones en que los padres besen y apapachen a sus hijos, es nuestra responsabilidad decirles lo especiales e importantes que son.

Tratar que dentro de nuestras capacidades y esfuerzos crezcan dentro de un hogar estable y pacífico, donde los buenos ejemplos y la congruencia estén a la orden del día.

Ya que como lo dije en el post de personalidad resiliente, una de las características que tienen estas personas es que crecieron rodeadas de relaciones de cariño y apoyo dentro y fuera de su familia.

Relaciones que los hacen sentirse amados y llenos de confianza, en las cuales ellos encuentran modelos a seguir, que los estimulan y dan seguridad.

Fomentar en nuestros pequeños una autoestima sana es muy importante, un niño con buena autoestima se transformará en un adulto con buena capacidad de resiliencia.

Enseñar resiliencia a los niños los ayudará a combatir futuros problemas, tales como la depresión y el sentimiento de fracaso.

Además de que un niño resiliente tendrá una sensación de propósito, un mayor nivel de satisfacción en la vida y en la escuela mejorará su potencial de aprendizaje.

¿Cómo criar niños resilientes?

  • Fomentar que nuestros hijos tengan amigos, que desarrollen relaciones interpersonales sanas que los ayuden a aprender a comunicarse.
  • Debemos estar muy pendientes de ayudarlos a que aprendan a manejar sus emociones y a expresarlas.
  • Como padres debemos fomentar que nuestros hijos se establezcan metas y aprender a elaborar planes y rutinas para alcanzarlas.
  • Crear una rutina para nuestros hijos es muy importante ya que esto les genera un sentimiento de seguridad, desde pequeños no hay nada mejor para un niño que sentir que saben cómo funcionan las cosas. Sin embargo tenemos que enseñarles también que deben ser flexibles ya que habrá momentos en que las situaciones se salgan de las manos, y no vayan tal y como se tenía planeado.
  • Debemos explicar a nuestros hijos que los cambios son parte de la vida y una maravillosa oportunidad de aprendizaje.
  • En vez de lamentarnos ante alguna adversidad debemos enseñarle a nuestros pequeños a ver el vaso medio lleno, y que de cada situación por más mala que parezca podemos aprender algo.
  • Desde niños debemos fomentar en nuestros hijos la solidaridad y el apoyo hacia los demás.
  • Enseñarles la importancia de tener cuidados en su persona, que aprendan a amarse y cuidarse físicamente.

Espero que esta información te sirva de orientación para poder criar niños resilientes. Te envió millones de besos, Dtb. Si la información te parece útil e interesante no olvides compartirlo en las redes y dejarme tu comentario, para mí es muy importante.

Foto: myaccountnice