¿Eres mamá primeriza? Te tengo una noticia “A partir del momento cuando nazca tu hijo T O D O será a prueba y error”.

No importa cuán preparada te sientas, porque de seguro eres de esas mamás que quisiste estar preparada para la llegada de tu retoño, así que te compraste todos los libros y e-books que pueden existir, en los cuales te explican cómo bañar al bebé, que darle de comer, como llevar la lactancia, e incluso el color y consistencia de las “p o p o s”, si leíste bien, de las popos de tu hijo.

Pues ¿Qué crees? Nada es como lo pintan, incluso lo que yo te digo tal vez no sea cierto en tu caso y seas una excelente autodidacta, y todo te vaya cuál ilustración de uno de los 20 libros que compraste.

Jajaja broma, eso es casi imposible. Pero no te sientas mal, lo que te estoy diciendo es una buena noticia, te estoy diciendo que eres totalmente normal, que no eres una mala madre porque en la lactancia no te está yendo como decía en la página 205.

Así es esto del mundo de la maternidad, no lo sufras, disfrútalo con todos sus altos y bajos.

Tu hijo no es igual al de la vecina y tú no eres ella, así que tus experiencias y lo que a ti te resulte no tiene que ser lo que le resulte a tu prima.

Con esto no te estoy diciendo que no compres ayuda y guías, para nada, te estoy diciendo que son eso, guías, pequeñas lucecitas en el camino de la maternidad, experiencias de otras madres que te pueden orientar.

La maternidad si es color rosa, pero mexicano

Eso sí, aléjate de aquel libro donde todo te lo pinten color rosa y fácil, eso no es cierto, la maternidad ciertamente es color rosa, pero mexicano, si de ese fuerte y que para obtenerlo le batallamos un poco, aquel que incluso hace que te duela un poco la vista.

Si este post te parecio interesante no debes dejar pasar la oportunidad de leer La guerra de las madres

Querida mamá primeriza o mamá primeriza de tres, porque fíjate que algo que me han dicho mis amigas que son madres de más de uno, es que cada hijo es un mundo, así que con cada uno al principio se sienten como si fuera su primera vez.

Ya con el tiempo le van tomando el ritmo y van superando sus miedos, pero siempre regresan. De repente se encuentran con una situación que con su otro hijo no les pasó y bam, mamás primerizas de nuevo.

Si entre hijos de una misma madre no resulta el mismo método, porque estresarnos porque nuestro pequeño no duerme las 13 horas seguidas que dice en la guía del bebé dormilón.

¿Lo ves? no estas mal ni mucho menos sola, muchas hacemos como si pudiéramos con todo pero eso tampoco es sano.

Solidaridad entre mamás

La próxima vez que veas a una madre que parece perfecta, recuerda que está a punto de explotar, porque se está sobre esforzando, cuando veas a otra madre que trae la ropa al revés, no la critiques, trata de respetar y no criticarlas, ambas están luchando sus batallas.

Las madres somos del mismo bando y cada una tiene momentos difíciles, no le des tu un momento difícil también.

En el mundo de la maternidad no existen ni mamás perfectas ni malas mamás, solo existen las madres únicas, porque así es la vida, no somos clones ni debemos tratar de serlo.

Cada que estés a punto de querer copiar el método de alguien más, recuerda que la clave del éxito siempre ha estado en la iniciativa y la innovación, jamás en la copia.

Analiza los métodos, a tu pequeño y a tu familia, de esa forma podrás adaptarlo lo mejor posible a sus necesidades.

Espero que estas palabras cumplan con su cometido, que es el decirte que no estas mal, no te estas equivocando, las cosas te están saliendo a tu modo, y ¿quién dijo que tu modo es malo? Te aseguro que es el que mejor te resulta.

Saludos madre única, de una madre única a otra, oye te lo digo al oído para que no se te suban los humos, jajaja lo estás haciendo bien. Te envió millones de besos que Dtb.

Pd. Cuando me veas también dame ánimos ¿no? Esos nunca vienen mal.