Hoy es el cumpleaños de mi amado esposo, aquel hombre que elegí para ser el padre de mis hijos y el compañero de mi vida, mientras Dios nos lo permita.  Cumple treinta y bastante pocos, y llevo conociéndolo once años de esos, guau solo hasta hoy que lo veo aquí escrito toma un nuevo significado para mi ese número, espero que algún día lleguemos a poder decir que hemos vivido más años conociéndonos que los que no lo hicimos, aunque él dice que definitivamente estábamos conectados incluso antes de ser concebidos.

El es un hombre maravilloso, no es un ser perfecto, pero gracias a esas imperfecciones es el indicado para mí, es aquel que me complementa, el mejor esposo que podría tener, un hombre trabajador, amoroso, buen padre, excelente hijo y hermano.

Me gustaría decirles que voy a celebrar esta fecha irrepetible con un viaje, que nos iremos de excursión, pero no, este no es mi cumpleaños, es el cumpleaños del hombre que yo amo, y para el celebrar su cumpleaños es estar con su familia, que lo lleve a comer rico a algún lugar que elija y para cerrar el día ir al cine. Así que hoy le toca escoger la película.

Muchas felicidades esposo mío. Que Dios te bendiga y nos permita seguir compartiendo muchos años más.

Como dice mi mamá las madres también se merecen ser felicitadas en los cumpleaños de sus hijos, al fin y al cabo gracias a Dios y a ellas andamos por el mundo, así que felicidades también a mi suegra porque en este día hace treinta y pocos años se convirtió en una madre primeriza, gracias suegra por el hijo que crió y educó, Dios la bendiga.