El tercer domingo del mes de junio en México se celebra el día del padre, yo estoy en contra de eso, al igual que el día de la madre o del niño, el de los abuelos, entre otros. El día de la familia debería de ser todos los días del año ¿No lo creen? pero aun así y aunque trato de implementar eso en mi vida diaria el día de hoy quiero felicitar a mi Padre, a mis abuelos y a mi esposo principalmente, que Dios los bendiga.

Mi papá ha sido un gran ejemplo para mí, aprendí tanto de él,  y sigo aprendiendo. Aprendí las cosas más importantes, amar a mi familia, y los principios que nunca debe faltarme, el día de hoy ya no solo eres mi padre sino también el abuelo de mi hijo, y estás haciendo una tarea maravillosa, te doy las gracias también por eso, por todo lo que me diste y por todo lo que le estas dando a mi hijo, un maravilloso ejemplo.

Para mi esposo es el segundo año que le toca celebrar, han sido tiempos de altibajos, de estar tratando de ser el mejor padre a prueba y error, ya que al fin y al cabo no traemos el manual de cómo serlo incluidos. Amor lo estás haciendo maravillosamente, no pude haber escogido un padre mejor para mi hijo, gracias por ser mi apoyo en el recorrido de criar y educar a AJ, gracias por esforzarte en darle el mejor ejemplo posible a nuestro hijo, ya que estas  consciente de que tu ejemplo será la mejor educación que nuestro hijo puede llegar a tener.

Felicidades a todos aquellos padres que saben que no son llamados de esta manera por engendrar a un ser humano, felicidades a aquellos padres que han dedicado su vida a educar con el ejemplo a sus hijos. A los que saben que la labor de padre no termina cuando un hijo cumple la mayoría de edad, o se gradúa, felicidades a aquellos padres que han entendido que se educa con el ejemplo y que sus acciones afectarán a sus hijos hasta el día que mueran.

Les deseo un muy feliz Día del Padre que Dios los bendiga y que tengamos un bonito inicio de semana. No olvidemos dar Gracias a Dios, por lo que nos ha prestado.