Cuando estás buscando quedar embarazada ver las dos rayitas en la prueba casera significan estar a punto de tener un ataque de la felicidad, sin embargo en mi caso después de la experiencia que tuve con el embarazo anembrionario significó entrar en pánico.  Aunque mi ginecólogo me había dicho que no existía ningún problema conmigo, yo estaba preocupada.

En un lapso de dos meses mi vida había cambiado drásticamente, el trabajo de mi esposo cambio, nos mudamos de ciudad,  y ahora nos estábamos acostumbrando a vivir juntos las  horas del día los 365 días del año, yo me encontraba en depresión y me presionaba la necesidad de quedar embarazada. Sin embargo la llegada del positivo no me trajo felicidad. Por esos días yo sentía los mismos cambios que sentí  la primera vez, eso me asustó, pensé que estaba pasándome lo mismo.

Al comunicarle la noticia a mi esposo el también se encontraba un poco asustado, en aquella época yo le decía que él no tenía idea del dolor que yo estaba pasando, pero no era así, el fue mi compañero incluso en ese dolor y aunque no lo sintió físicamente también le dolió en el alma.

Antes de decirle a nadie que el positivo había aparecido fuimos corriendo a buscar un ginecólogo, al vivir en una nueva ciudad estábamos desorientados, mi ginecólogo de cabecera me había recomendado un muy buen doctor, pero se encontraba fuera de la ciudad y regresaba hasta dentro de 8 días, para nosotros una semana era una eternidad, así que buscamos en la guía un ginecólogo y nos aventuramos.

Debo decir que fue una de las peores decisiones que he tomado en mi vida, el doctor solo me realizó ultrasonido por el abdomen, y me dijo que no se veía nada, lo cual dentro de mi  sabía que era obvio, apenas acababa de faltarme el periodo, en esa etapa el embrión debía de ser tan pequeño, en fin, el doctor terminó diciendo que dado mis antecedentes lo más seguro es que estuviera imaginando el nuevo embarazo, que debí esperar 6 meses como mínimo y realizarme una serie de complicados y costosos estudios. El resultado de esta consulta  fue que me tenía que estar realizando conteos de gonadotropina coriónica humana (GCH) vía sanguínea cada dos días, y regresar en 15 días.

 Mi esposo y yo estábamos decepcionados y preocupados, yo sentía dolores constantes en el vientre, deseábamos ver rápidamente un nuevo doctor, definitivamente no asistiríamos con el mismo.

Cuando el doctor que me habían recomendado regreso a la ciudad fuimos rápidamente a consulta, le contamos todo, le entregamos los resultados de los análisis que me había estado realizando y él me dijo que eran innecesarios, me pidió que me pusiera mi bata para realizarme un ultrasonido vaginal. Fue hermoso ver a ese casi imperceptible embrioncito, fue hermoso escuchar que todo iba bien y que los cólicos eran resultado de una colitis nerviosa, que a partir de ese momento tendría que tratar y controlar.

Al ver a ese hermoso embrión, fue que comenzó mi dulce espera.

prueba-de-embarazo-positiva

Cuando la prueba de embarazo da positivo

Les dejo una serie de recomendaciones a las futuras mamis para cuando aparece el POSITIVO:

+ Que la primera persona a la que se lo digas sea a tu pareja, esta es una de las etapas más hermosas que vivirán y merecen que sea un momento especial e íntimo para ambos.

+ Esperen a que pase el primer trimestre para dárselo a conocer a familiares y amigos, cuando algo no deseado ocurre y ya toda la red social lo sabe hace aún más dolorosa esta etapa.

+ No cuelguen el primer ultrasonido en redes sociales, para los papis es hermoso, pero para el resto será algo que no sabrán descifrar, solo compártanlo con personas íntimamente cercanas a ustedes.

+ Si fue un positivo sorpresivo asistan lo más pronto posible con un especialista para que les diga que vitaminas y suplementos deben comenzar a tomar. Si fue un positivo esperado, también deben asistir a dar un correcto seguimiento.

+ Futuras mamis apliquen  hábitos alimenticios sanos, cero alcohol, cero tabaco, y por supuesto cero drogas.

+ Pero sobre todo estén tranquilas el bebé que está creciendo en su vientre siente todo lo que ustedes sienten, y queremos bebes felices, verdad que sí.

Muchas Felicidades, que Dios las bendiga.

Foto: FreePik