Hace unos días lei la frase: El mejor regalo de un padre ausente es justo ese, estar ausente.

Hace algunos años tal vez habría rechistado al leer esta frase, y digo tal vez porque han ocurrido cosas a mi al rededor que en ocasiones me nublan los recuerdos de cómo pensaba unos años atrás.

Mi padre está presente y siempre lo ha estado, mi esposo es un ejemplo vivo de la paternidad activa. Sin embargo he tenido la desdicha de conocer padres ausentes que se hacían “presentes” de vez en cuando. He sido testigo del daño que causa en los hijos un padre así.

Yo creo que la frase es cierta

Es por eso que hoy consideró que esa frase del regalo del padre ausente es cierta. Hay personas tan tóxicas, tan dañadas emocionalmente que lo único que hacen es ir por el mundo arrastrando a todo el que este a su alrededor a esa toxicidad.

Estas personas solo arrastran dentro de su mundo de amargura a quien se encuentre cerca, y cuando esa persona es un padre es muy difícil alejarse de él. Por lo tanto, de una forma u otra te ves afectado por esa toxicidad suya.

Cuando un ser querido es una persona tóxica (en este caso un padre) es muy difícil aceptar la situación,  como dicen por ahí el amor es ciego. Buscamos mil pretextos para justificar sus acciones.

Asi que si tú eres el hijo de un padre que decidió no estar presente en todas las etapas de tu vida. O si eres la madre/padre de un hijo del cual la otra parte no se quiso hacer responsable, no sufras. Agradécele que se haya ido, que decidió alejarse de tu vida porque de verdad tal vez ese sea el más grande regalo que te podría llegar a dar.

¿Qué  opinas sobre este tema? Para mí es un tema muy delicado, me encantaría leer tu opinión en los comentarios, te envió un fuerte abrazo, Dtb.