El ser humano es un ser sociable, nos gusta estar en compañía de otros, entablar relaciones de confianza y comunicación.

Nos encanta hacer amigos, aunque no siempre se nos facilite el proceso, yo en lo personal soy una persona para la cual tenerle confianza a alguien se me dificulta mucho. Sin embargo, cuando alguien se ha ganado mi confianza debo decir que lo defenderé a capa y espada.

Los primeros amigos de nuestros hijos somos sus padres

Los primeros amigos de nuestros hijos somos nosotros sus padres y familiares. Posteriormente van haciéndose amiguitos del vecino, de los niños del kinder y conforme crecen llegan a una etapa donde empiezan a dar grados de importancia a sus amistades, surgiendo así los mejores amigos.

Como en la mayoría de los procesos, o me podría atrever a decir que como en todo es en casa donde nuestros hijos aprenderán el verdadero significado de la amistad.

En casa nuestros hijos empiezan a dar significado a la relación de amistad, mientras observan nuestra relación de pareja.

Los niños observan si existe cierta complicidad entre sus padres, la forma en que nos contamos nuestro día a día, e incluso mientras platicamos sobre el programa que vimos en la televisión.

Sin duda alguna los pequeños se dan cuenta que tanta importancia ponemos a sus opiniones y de esta forma aprenden ellos también a escuchar y a dar importancia a lo que los demás tienen para decirles.

Es maravilloso escuchar a mi hijo decir que soy su amiga, aunque yo no soy partidaria de ser amiga de los hijos jajaja ¿Algo complicado verdad?

AJ siempre ha sido un pequeño muy sociable, sonriente y demasiado cariñoso. Hasta el punto donde otros niños un poco más retraídos pueden llegar a sentirse incómodos.

Su facilidad para ser tan sociable ha sido la razón por la que desde siempre hemos mantenido un ojo sobre él explicándole que desgraciadamente aunque lo ideal sería que todos fueramos amigos, no es así.

Le hemos explicado que las relaciones de amistad son muy especiales, y que aunque surgen en un momento mantenerlas es un proceso que dura toda la vida.

¿Cómo enseño a mi hijo a ser un buen amigo?

En casa como parte de su crianza tratamos de enseñarle cómo ser un buen amigo. Actualmente es muy triste darnos cuenta como con la rutina y los horarios tan apretados las amistades se distancian hasta perderse. Mi esposo y yo queremos criar a AJ para ser un buen hombre y como parte de eso esta enseñarle a ser un buen amigo.

  1. Lo enseñamos a escuchar, quien escucha aprende, valora y aprecia a los demás.
  2. Muy de la mano con el paso anterior para enseñarlo a escuchar le enseñamos que el merece ser escuchado.
  3. Se le habla y explica que todos los seres humanos somos muy importantes, haciendo hincapié a que nadie es más importante que nadie, todos somos valiosos.
  4. Nos dedicamos tiempo para jugar, hablar con la familia y amigos. Una amistad es una relación que requiere ser regada día con día y para eso se necesita dedicarle tiempo.
  5. Le enseñamos confianza, tratamos de ser comprensivos con él ante cualquier duda y pregunta que tenga.
  6. Le enseñamos a observar. Actualmente debido a los tiempos los seres humanos olvidamos detenernos y observar. Esa carencia nos hace perder las importantes señales que nuestros seres queridos nos envían en situaciones de tristeza e incertidumbre.

¿Tú que opinas sobre el tema? Me encantaría conocer tu opinión en los comentarios. Te envío un fuerte abrazo, Dtb.