No se ustedes pero yo cada año me sorprendo más, creo que la mercadotecnia nos esta empujando a vivir una vida muy rápida. Recuerdo que cuando era pequeña la navidad era todo un suceso, mi mamá se esperaba mínimo a que pasara la primera semana de diciembre para adornar la casa, eso cuando no se esperaba hasta la segunda jajaja.

Pero ahora, no se ha terminado septiembre cuando ya veo en las tiendas adornos de halloween y navidad a la venta. Lo que nos lleva a que, apenas pasa halloween y ya se están colgando los adornos de navidad.

No me malentiendan, me gusta la navidad, me encanta. Amo ver la ciudad decorada, yo soy pro fantasía en la infancia así que ver la ilusión en la cara de los peques es algo que me fascina de esta época del año. Sin embargo ¿no le estamos quitando lo especial a la navidad?

Aquella época que se esperaba con ansias ¿no la estamos haciendo un poco común?  Creo que los últimos años se ha vuelto una tendencia de decoración que aplicamos a finales de año.

Las tiendas nos han venido vendiendo la idea de que tenemos que escoger el árbol perfecto y que debemos esforzarnos por encontrar los adornos que combinan mejor para que todo luzca como de revista.

Hace unos días mi hijo me espantó, el pobrecito estaba preocupado porque Santa no vendría a su casa porque aún no la habíamos decorado así que no la vería. Mi pobre pequeño, el no asiste a la escuela y en casa no manejamos esa creencia, asi que ¿de donde crees que la sacó? Pues de la televisión, de lo que nos venden los programas.

Fue en ese momento cuando me puse a pensar ¿Qué quiero enseñarle a mi hijo que es la navidad? Yo quiero enseñarle a mi hijo que la navidad se lleva dentro, que es una época para compartir más que para recibir, que más allá de cualquier creencia religiosa la navidad significa compartir con los demás.

¿Como le enseño a mi hijo el verdadero significado de la navidad?

Le enseñamos que la familia es primero

En casa aún no hemos puesto el arbolito de navidad ¿por qué? Porque nosotros esperamos a que llegue el resto de la familia para ponerlo.

Mi árbol de navidad jamás ha sido el más elegante o el mejor decorado. No ordenamos las esferas por tamaño ni por color. En nuestra casa el árbol de navidad es puesto por todos, cada miembro de la familia coloca por lo menos una esfera.

Cada año desde que AJ nació la familia se traslada a nuestra casa para las fiestas. Es en ese momento, cuando estamos todos reunidos que la casa se adorna,  se pone el arbolito en familia, compartiendo unos con otros, dando a nuestros seres queridos lo más preciado, nuestro tiempo.

Nuestras fiestas no son las más fáciles

No, nuestras fiestas son todo un caso, jajajaja. Juntamos a tres familias totalmente diferentes en una casa jajajaja, pero nos une la ilusión de un niño, mi hijo.

Tratamos de enseñarle que una familia unida vale más que cualquier regalo costoso que pueda tener.

Algunas personas eligen irse de vacaciones para las fiestas. No te mentiré que eso suena muy tentador, sin embargo tenemos el resto del año para hacerlo.

Navidad y año nuevo pueden parecer un día más, sin embargo en el fondo todos sentimos que es un inicio, un momento que deberíamos apreciar poder pasarlo con nuestros seres queridos.

Dar sin esperar recibir nada a cambio

Esta es una buena época para aprender a compartir. La importancia de compartir es aprender a dar sin esperar que nos den nada a cambio. Saber que cuando se da se gana mucho más que cuando se recibe algo. Recuerda que recibir cualquiera, pero dar, solo aquellos que no están atados pueden dar.

Y tú ¿Qué quieres enseñarle a tus hijos que es la navidad? ¿Cómo viven estas fiestas en tu familia? Me encantaría leer tu opinión en los comentarios. Espero que pases unas felices fiestas, en compañía de lo más importante, tu familia. Te envio millones de besos, Dtb.