Hola de nuevo ¿Cómo han estado?, ya tenía días queriendo contarles sobre el parto de AJ, ya les conté como fue la experiencia cuando vi el tan Esperado Positivo, la sorpresa que me lleve al saber que Sería Niño, también compartí con ustedes como Escogimos su Nombre y como cereza del pastel les quiero compartir sobre el día que finalmente vi el rostro más hermoso que Dios pudo esculpir, pero que puedo decir yo si soy su madre.

Yo di a luz a mi primogénito gracias a una cesárea, lo parí, sí, y mi cuerpo está marcado con una pequeña línea que me dice que gane una batalla en pro de la vida. El otro día estaba navegando por ahí y que me encuentro con algunos comentarios retrogradas de que las mujeres que han dado a luz por cesárea no han parido, ay Dios y entonces a AJ quien lo pario. Hace algunos años era común escuchar que las que dábamos a luz por cesárea no sabemos lo que es parir, jajaja me rio como no voy a saber si me partieron por la mitad, y aun así me di a la tarea de encargarme de un recién nacido, yo creía que eso había quedado en el pasado, pero encontrarte actualmente personas con esa clase de pensamientos si hacen que uno se destornille de la risa y después ponga una cara de en serio estas opinando esa bobada.

El punto no es desmeritar, tanto arriesga su vida una madre que pare vía vaginal como una madre que lo hace por cesárea. Además de que no creo que una o la otra ame más a su hijo, los amamos con la misma fuerza de madre.

La diferencia en que mi hijo haya sido parido por cesárea, a MI parecer radica que el día de hoy AJ disfruta a su mami y hace algunos años habría sido un huérfano en el mejor de los casos, en el peor mi esposo seria viudo y habría perdido a su hijo en un parto que sin duda alguna habría terminado en tragedia.

La mía fue una cesárea programada, a las 38 semanas el doctor dijo tenemos que hacer la radiopelvimetría ya que al parecer soy de pelvis estrecha y el niño venia muy grande, así que me la hice y san se acabo a programar la cesárea.  Tanto ejercicio de Kegel, no es que no sirvieran pero para parto no fueron utilizados.

Mi madre tuvo a sus tres hijos por cesárea, mis tías van un 60 a 40 a favor de la cesárea, mi suegra fue un parto natural y una cesárea. Las de mi madre fueron dos programadas y la primera que fue la mía, la sufrió bastante, estuvo esperando dilatar, pero jamás sucedió así que cesárea de emergencia, y aquí estoy yo mi madre me pario, se lo agradezco bastante, porque gracias a Dios y a ella he visto este maravilloso mundo; mis tías algunas programadas otras de emergencia, mi suegra fue cesárea de emergencia.  Todas ellas pasaron un pánico horrible cuando se les aviso que se les tenía que realizar una cesárea, fueron mujeres que no estaban preparadas psicológicamente para ser abiertas  a la mitad, pero todas ellas además de aquellas que no conozco, aun con su miedo dieron a luz a sus ángeles, no hay para donde hacerse esos niños tienen que nacer de alguna manera, ellas tenían que parirlos, y después tenían que hacerse cargo de ellos, porque no estaban enfermas estaban adoloridas si pero conscientes y deseosas de tener en sus brazos a sus bebes, aun con el dolor que tener una herida que te llega hasta las entrañas significa.

Mi cesárea fue en el sector privado, con un medico bastante recomendado que dejo en mi cuerpo una línea casi imperceptible, estuve consciente todo el procedimiento, de hecho no dormí hasta la noche cuando me llevaron a recuperación yo lo único que deseaba era estar junto a mi pequeño, así que no pude dormir ni siquiera en ese momento.

De repente me entraban las dudas de si pude haber tenido a mi niño por parto natural pero no era algo que me quitara el sueño, tengo a mi niño en mis brazos y lo disfruto todos los días, qué más puedo pedir. Así como a mí a muchas nos entra la duda de si es realmente necesario realizar una cesárea, sobre todo en cuanto te dicen que te tienen que programar, nos damos cuenta de que el índice de nacimientos por cesárea es muy alto, mis amigas de tres que han sido madres las tres han sido cesáreas y de mis primas solo tengo una que haya tenido a sus tres niños por parto natural. Creo que lo único que nos queda es confiar en que el especialista que escogimos es ético.

Por otro lado hay cosas más importantes que si me quedaron debiendo el día que nació AJ, y una de ellas es que prácticamente me lo arrancaron de los brazos, eso sí considero que está mal, deben dejarlo contigo checarlo y regresártelo que este en tus brazos sintiéndote piel con piel para que estén tranquilos él y tu, solo lo tuve en mis brazos por lo que recuerdo fueron unos segundos y es uno de mis recuerdos más hermosos, mi niño llorando llego a mis brazos y algo mágico sucedió su llanto se detuvo y solo le dije eres hermoso, te amo tanto,  ¿verdad que es hermoso? recuerdo haberle dicho a mi esposo.

pari por cesarea

Así vino mi hijo al mundo y estoy muy agradecida de tenerlo a mi lado. Durante el embarazo siempre creí que tendría un parto natural y me fui preparando para ello, cuando me informaron que seria cesárea, sufrí debido a que sentía que me estaban quitando la oportunidad de luchar para traer a mi niño al mundo, pero no es cierto, lo comprendí y todas las mujeres que damos a luz de esta forma debemos entenderlo, debemos estar agradecidas por el momento en el que nos toco ser madres por los avances de la medicina, no debemos aferrarnos a un parto vaginal que podría terminar en una tragedia solo por aferrarnos a una fantasía, que el parto vaginal es lo mejor probablemente sí, pero si no se puede no se puede.

Eso si mamis no dejemos que los médicos nos arranquen a nuestros bebes de nuestro lado inmediatamente, exijamos que nos permitan estar piel con piel, yo no tuve la oportunidad de tenerlo conmigo todo el tiempo que me hubiera gustado, pero fue por novata si tengo la oportunidad de ser madre nuevamente, créanme que no dejare que me pase de nuevo,  por otro lado luchemos por  una lactancia respetada. Más adelante les contare como fue mi experiencia con la lactancia.

Saludos Dios los bendiga (Dlb).